La Historia

Somos herederos de una familia pionera que llegó a la región a comienzos del siglo pasado. Tenemos el convencimiento de que el mejor y más perdurable homenaje a nuestros padres y abuelos -que demostraron con su trabajo su compromiso con la Península Valdés- es trabajar con responsabilidad de modo de proteger el lugar para transmitirlo a las futuras generaciones tal como lo recibimos. Es por ello que tenemos como eje central de nuestra acción la sostenibilidad ambiental.

La Estancia San Lorenzo pertenece a la familia Machinea. Se trata de una familia de origen vasco. El abuelo Lorenzo (1879-1964) ingresa a la Península Valdés en el año 1900, con un arreo de ganado. En un remate de tierras fiscales que tuvo lugar el 11 de marzo de 1907 adquiere las tierras que después se transformarían en la actual estancia.En su segundo viaje a la Argentina, conoce en el barco a Justina Betelu (1890-1972); después de un breve noviazgo se casan en 1909 en Puerto Pirámides. En esa localidad realizaron actividades comerciales de distinto tipo. Tienen 8 hijos; el segundo de ellos, José Martín Machinea (1911-2007), nace en Puerto Pirámides. Con el tiempo, se transforma en el segundo propietario de la Estancia. José Martín se casa con Beatriz Rey (1914-2010). Los actuales propietarios de la estancia son descendientes de José y Beatriz; ellos son José Luís Machinea (hijo) y Sebastián Machinea (nieto). En la Estancia se desarrollaron las siguientes actividades:
  • Desde 1901 a la actualidad, se cría la oveja merino australiano
  • De 1917 a 1953 se explotó la lobería, regulado por  Ley Nacional Nº 9475
  • Desde 1999 a la actualidad, se desarrolla la actividad turística
La historia del lugar y su belleza dieron lugar a dos filmaciones en sus costas. En el año 1948, el director argentino-italiano Mario Soffici filma la película "Tierra del Fuego" donde se narra la historia de un lobero y un cura saleciano. En el año 2008 se filma parte de la serie televisiva "Vidas Robadas", emitida por  TELEFE, y en la actúan, entre otros, Facundo Arana y Soledad Silveira. En los últimos 13 años, se desarrolla la actividad turística de la Estancia.